miércoles, 4 de julio de 2012

Descubren "Partícula de Dios"


 GINEBRA, 4 de julio.- En medio de vítores y ovaciones, los científicos del mayor colisionador de átomos en el mundo dijeron el miércoles haber descubierto una nueva partícula subatómica, la cual "concuerda" con el largamente buscado bosón de Higgs -conocido popularmente como la Partícula de Dios- que ayuda a explicar qué le da forma y tamaño a toda la materia en el universo.

"Hemos hallado ahora la piedra angular que le faltaba a la física de las partículas", dijo Rolf Heuer, director de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN, por las siglas en francés de su nombre provisional), a otros científicos.

Indicó que la partícula subatómica recién descubierta es un bosón, pero no quiso afirmar que sea el mismísimo bosón de Higgs, una distinción fundamental.

"Como lego, creo que lo logramos", declaró ante la feliz multitud.

"Tenemos un descubrimiento. Hemos observado una nueva partícula que concuerda con un bosón de Higgs", añadió.

Clave par la física

El bosón de Higgs, que hasta ahora ha sido una partícula teórica, es considerado clave para comprender por qué la materia tiene masa, que se combina con la gravedad para darle peso a un objeto.

La idea es parecida a la gravedad y a su descubrimiento por Isaac Newton: la gravedad estuvo allí todo el tiempo antes de que Newton la explicara. Pero ahora los científicos han visto algo muy similar al bosón de Higgs y pueden darle nuevos usos a ese conocimiento.

El colisionador de átomos del CERN, llamado Gran Colisionador de Hadrones y construido a un costo de 10 mil millones de dólares bajo la frontera franco-suiza, ha estado produciendo colisones de protones de alta energía para investigar la materia oscura, la antimateria y la creación del universo, que muchos conjeturan ocurrió luego de la conocida como Explosión Primordial o Big Bang.

Faltan más detalles

Dos equipos independientes en el CERN dijeron el miércoles que ambos han "observado" una nueva partícula subatómica, un bosón. Heuer dijo que "muy probablemente es un bosón de Higgs, pero tenemos que hallar qué clase de bosón de Higgs es".

Cuando se le preguntó si el hallazgo es un descubrimiento, Heuer respondió: "Como lego, creo que lo tenemos. Pero como científico, tengo que preguntar: '¿Qué es lo que tenemos?' "

Los líderes de los dos equipos del CERN -Joe Incandela, director del llamado CMS con 2 mil 100 científicos, y Fabiola Gianotti, al frente del ATLAS con 3 mil científicos- presentaron cada uno en complejos términos técnicos lo que en esencia es evidencia extremadamente sólida de que se ha encontrado una nueva partícula.

Incandela dijo que era demasiado pronto como para afirmar en forma definitiva si es el "modelo estándar" de Higgs que el físico escocés Peter Higgs y otros pronosticaron en la década de 1960, parte del modelo estándar de una teoría de la física que involucra un campo de energía en el que las partículas interactúan con una partícula crucial, el bosón de Higgs.

"El" Higgs o "un" Higgs... esa era la cuestión el miércoles.

"Concuerda con un bosón de Higgs como se requiere para el modelo estándar", dijo Heuer.

"Sólo podemos llamarlo 'un' bosón de Higgs, no 'él' bosón de Higgs", aclaró.

El propio Higgs opina

Higgs, al que se invitó para que estuviera presente, declaró que él tampoco podía decir aún si era parte del modelo estándar. Pero le dijo a la audiencia que el descubrimiento parece ser muy cercano a lo que él pronosticó.

"Es algo increíble que ha ocurrido en mi vida", afirmó, al tiempo que lo consideró un logro mayúsculo del colisionador circular construido en un túnel subterráneo de 27 kilómetros (17 millas) de longitud.

La frase Partícula de Dios fue acuñada por el físico Leon Lederman, ganador del Premio Nobel, pero es empleada por los legos, no por los físicos, como una manera más fácil de explicar cómo funciona el universo subatómico y cómo empezó.

Para saber mas:
¿Sabotaje desde el Futuro al gran Colisionador de Hadrones?
2012-07-04 | SUIZA.- Dos reconocidos físicos, Holger Bech Nielsen ( Profesor en el Niels Bohr Institute, y en la Universidad de Copenhague; Premio Humboldt en el 2001 y una de las pocas autoridades vivas en física de partículas atómicas) y Masao Ninomiya (Instituto Fukawa, Japón), publicaron sendos ensayos en los que sostienen que el colisionador de hadrones (la máquina de Dios), instalado en la frontera entre Suiza y Francia podría estar siendo boicoteado desde el futuro…

La máquina más cara y potente jamás construida, que busca recrear las condiciones iniciales del universo para posiblemente arrojar una teoría física del todo, podría estar siendo saboteada desde el futuro. Como si dios o el universo no dejara jugar a ser él, guardando los secretos del Big-Bang, como un escritor de misterio que no revela el final de su historia.

Aunque esto podría sonar como una disparatada teoría de ciencia ficción o conspiración, ha sido propuesta por dos de los físicos más reconocidos de la comunidad científica, Holger Bech Nielsen y Masao Ninomiya. Teniendo en cuenta que, por alguna razón (técnica o metafísica), el ambicioso proyecto del Gran Colisionador de Hadrones ha enfrentado una serie de extrañas vicisitudes que han postergado su activación.

Según especulan estos físicos en sus ensayos “Test of Effect From Future in Large Hadron Collider: a Proposal” y “Search for Future Influence From LHC”, publicados en arXiv.org, producir el bosón de Higgs podría ser una abominación a la naturaleza tal que su creación (deus ex machina) generaría una ola retroactiva desde el futuro que detendría al colisionador antes de que pudiera crear la llamada “partícula de dios”, como un viajero  que regresa en el tiempo para matar a su abuelo: el universo impide robar el fuego de Prometeo porque si esto sucediera, estallaría (o dejaría de tener sentido el juego de escondidillas cósmicas que llamamos evolución).

En la física actual las leyes del universo son reversibles, así que en teoría el futuro podría afectar el presente y el pasado. Dean Radin y el Global Consciousness Project han realizado experimentos donde el futuro parece haber influido en el presente y proponen modelos científicos para explicar esto.

“Tendría que ser nuestra predicción que todas las máquinas capaces de producir el bosón de Higgs deberían de tener mala suerte”, comentó al NY Times el Dr. Nielsen. “Casi se podría decir que tenemos un modelo de Dios… y Él odia las partículas de Higgs, y trata de evitarlas”.

Esto también podría explicar por qué el Supercolisionador Superconductivo, diseñado para generar el bosón de Higgs, fue cancelado en Estados Unidos después de que ya se habían invertido miles de millones de dólares o por qué la suerte del gran Colisionador de Hadrones del CERN parece estar saboteando su funcionamiento: iba a ser activado hace más de un año pero fallas de último minuto postergaron su activación, la cual luego fue retrasada otra vez hasta que se supone entraría en acción este diciembre.

Por otra parte hace unos días la policía francesa arrestó a un físico que trabajaba en el Colisionador por supuestos vínculos con Al-Qaeda, algo que recuerda a la película “Ángeles y Demonios”, donde el CERN y el Gran Colisionador fueron infiltrados por organizaciones político-criminales como los Iluminati (quienes en la película roban antimateria del CERN).

El Dr. Nielsen y el Dr. Ninomiya han propuesto un juego de azar para detectar mala suerte del futuro para el proyecto del CERN. De obtenerse un resultado sumamente improbable, algo como que el Gran Colisionador obtenga la única espada en un juego de 1000 diamantes, esto significaría que la máquina no funcionaría o sólo funcionaría a niveles muy bajos de energía.

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés) tiene un costo de alrededor de US$ 9.000 millones, compartido por cerca de 100 países y empleando a 10.000 científicos desde su concepción hace 15 años. El LHC permitiría colisiones de haces de protones a velocidades próximas a la de la luz las cuales generarían concentraciones de energía similares a las que ocurrieron en la primera trillonesíma de segundo posterior a la creación del universo.

Cuando sea activado, se cree que el Colisionador producirá el especral bosón Higgs, conocido como la “partícula de Dios”, el cual amalgamaría, como un eslabón perdido, el Modelo Estandár de la física (acercándose a una Teoría Unificada o TOE Theory of Everything) y podría explicar cómo otras partículas elementales adquieren propiedades como la masa, para así empezar a desentrañar el hermetismo de la “masa oscura” (dark matter) que permea el universo.

El bosón de Higg es conocido como “la partícula de dios” un poco por la divinidad del error: un físico quería titular su libro sobre esta partícula “The Goddamn Particle”, debido a lo problemático y ratonero que resultaba el boson Higgs, pero su editorial no se lo permitió y de ahí surgió la “God Particle” ( partícula de Dios).

El CERN y su “Big Bang Machine” incluso ha sido demandado por la especulación de que podría generar un hoyo negro que destruya el planeta y hasta el universo, sin embargo, la probabilidad de que esto ocurra es mínima y las acusaciones han sido desestimadas.

¿Que es el Gran Colisionador de Hadrones?

El Gran Colisionador de Hadrones consiste en cerca de 27 kilómetros de imanes superconductores con cierto número de estructuras aceleradoras que aumentan la energía de los Hadrones.

Dentro del acelerador, dos grupos de Hadrones viajan a una velocidad que se aproxima a la de la luz con grandes niveles de energía, antes de colisionar uno contra otro. Los grupos viajan en diferente dirección y en diferentes compartimientos. Son guiados alrededor del anillo acelerador por un campo magnético extremadamente fuerte. Este campo magnético fue conseguido gracias a electro magnetos superconductores.

Justo antes de la colisión unos magnetos especiales intentan juntar las partículas lo más posible para incrementar las oportunidades de que las partículas choquen ya que estas, al ser tan pequeñas, el hacerlas chocar se puede comparar con agujas de dos posiciones a diez kilómetros de distancia.


El Gran Colisionador de Hadrones fue creado para ayudar a los científicos ha encontrar respuestas a diversas preguntas en la materia de la física que no se han podido contestar a lo largo del tiempo.

En las últimas décadas, los físicos han conseguido ir explicando cada vez mejor las partículas fundamentales de las que está compuesto el Universo y la interacción entre ellas. Pero este conocimiento no está completo y faltan muchas cosas que es necesario comprender. Para llenar estos hoyos en el conocimiento, el Gran Colisionador fue creado.

Algunas de las preguntas que se piensa que ayudará a contestar son las siguientes:

¿Qué es la masa?
¿Por qué existen partículas que no pesan nada?
¿De que esta hecho el 96% de el Universo? 
El 4% de el universo esta formado por partículas ordinarias, pero el otro 96% se cree que esta creado por materia o energía oscura, pero esta es muy difícil de ser estudiada.

¿Por qué no existe la antimateria?
Vivimos en un mundo en el que todo está creado por materia. La antimateria es como la materia, pero con diferente carga eléctrica. En el momento de la creación del universo se debió de haber creado el mismo número de materia que de antimateria. De alguna manera, una fracción de la materia sobrevivió, con muy poca antimateria. Entonces ¿Por qué la materia es más compatible con la naturaleza que la antimateria?

¿Qué era la materia en el primer segundo de la vida del Universo?
Se cree que en los primeros micro segundos después del Big Bang, el universo no contenía átomos, como lo hace ahora, sino una clase de plasma llamado “quark-gluon”

¿Existen en verdad otras dimensiones en el espacio?
Einstein propuso que las tres dimensiones del espacio son relativas al tiempo. Otras teorías posteriores proponen que existen otras dimensiones que no han sido observadas y que pueden ser detectadas a granades cantidades de energía.