jueves, 16 de agosto de 2012

Aves mutantes


Un pequeño pato llamado “Stumpy” nació en abril de 2007 en una granja ubicada en el condado de Hampshire, Reino Unido, y una extraña mutación genética le dio cuatro patas, los dos deformados están ligados detrás de los normales.

La deformación en las patas no afecta el desarrollo físico del pato.

Un grupo de investigadores de Chicago, EEUU, desean descubrir la razón de la deformación genética humana mediante el estudio de “Stumpy”.