viernes, 3 de agosto de 2012

Crean mosquito mutante


  • Manipulan mosquitos genéticamente contra enfermedades

Con el fin de erradicar el dengue en Key West, Florida, la empresa Oxitech planea liberar entre 5.000 y 10.000 mosquitos machos genéticamente modificados en la zona.

En teoría, estas criaturas se emparejan con hembras naturales que producen larvas que morirán poco después del nacimiento, lo cual reduce la población de los insectos que transmiten la enfermedad.


Sin embargo, algunos sospechan que el plan pueda tener efectos contraproducentes. Más de 100.000 residentes han firmado una petición pidiendo al gobernador de Florida Rick Scott y a William J. Shaw, Presidente de la Junta de Control de Mosquitos de los Cayos de la Florida, para detener el plan.

Muchos temen que la liberación de los insectos genéticamente modificados, pueda perjudicar el ecosistema o tenga efectos negativos sobre los seres humanos. "Creo que los mosquitos genéticamente modificados no representan riesgo alguno.

Pero, esa pregunta no es la más importante", explicó Harrington. "Oxitech tiene demasiada prisa. Incluso si la probabilidad de que el mosquito no representa ningún peligro es del 99,9%, vale la pena esperar un año más para asegurarse de que realmente es fiable".

Estas preocupaciones pueden tener algo de cierto, dijo a Metro World News Laura C. Harrington, profesora de entomología de la Universidad de Cornell en Ithica, Nueva York.

La entomóloga, trabajó anteriormente en un proyecto diferente con un producto Oxitech en el cual experimentó con la biología del apareamiento de mosquitos machos. "Hay tantas cosas que aún no sabemos acerca de los efectos de la que pueda tener manipulación genética", agregó.

La mayoría de los científicos coinciden en que la especie de mosquito Aedes aegypti, vector principal tanto del dengue como de la fiebre amarilla, es más una plaga que parte fundamental del ecosistema.

El mosquito ha aumentado exponencialmente en hábitats urbanos debido a la mala disposición de desechos, donde los insectos se reproducen.

Estos mosquitos son portadores del dengue así como otras enfermedades. Alex Raikhel, distinguido profesor de entomología en la Universidad de California en Riverside y miembro de la Academia Nacional de Ciencias, señaló a Metro World News que experimentos previos con insectos genéticamente modificados demuestran que el riesgo es mínimo y que es "altamente improbable" que el plan tenga consecuencias negativas.

No obstante, es probable que surjan otro tipo de problemas con respecto a la naturaleza de los mosquitos. "Lo que más me preocupa es si el proyecto va a tener éxito, si los mosquitos continúan teniendo una ventaja competitiva frente a la naturaleza", afirmó Raikhel.

Harrington explicó que esta alteración genética podría cambiar su comportamiento a la hora del apareamiento, pueden cambiar la necesidad de procrearse o que tipo de insectos que buscan para aparearse.

La estrategia de Oxitech no permitiría erradicar la especie entera, ya que quedarían ejemplares que podrían dejar descendencia. La empresa tendría que liberar insectos con frecuencia para mantener la población bajo control.

Mientras Oxitech afirma que su estrategia ha funcionado en algunas zonas de las Islas Caimán, Harrington alega que los datos no son tan sencillos de contrarrestar y que suponen algunos problemas.

Si el plan sale a prueba en un área tan grande como la Florida, sin haberlo probado y admitido plenamente, puede suponer un retroceso de años de investigación para muchos científicos que intentan buscar soluciones, y que no se apresuran ha experimentar donde no se ha demostrado la total eficacia.

"Las empresas como Oxitech son verdaderamente frustrantes para la comunidad que busca explorar a fondo la solución, ya que éstas compañías destruyen otras posibilidades viables para erradicar la enfermedad", dijo.