lunes, 29 de octubre de 2012

El inventor de la letra cursiva


En el siglo XV, el impresor y editor Aldo Manuzio (1449-1515), impresor en Venecia, decidió abandonar las ediciones de los clásicos en lujosos libros en folio y editarlos en cómodos volúmenes en octavo, precursores de los actuales de bolsillo. Para lograrlo ideó un carácter de imprenta que ahorrara espacio sin perder legibilidad, y lo encontró en la letra cursiva, inspirada en la escritura inclinada de los monjes. Con ese tipo de letra, llamada también "aldina", por el nombre de pila de su creador, y que los ingleses llamaron "itálica", editó las obras de Virgilio.


Aldo Manuzio trabajó sus libros bajo los conceptos claves del diseño, conceptos básicos que hasta el día de hoy perduran y son necesarios para cualquier diseñador.

Manuzio quiso diferenciar la estética del libro impreso del manuscrito, es por ello que trabajó en todos sus diseños sobre una forma geométrica base, se preocupaba por las proporciones del texto.
El diseño de sus libros eran matemáticos, armónicos y Manuzio justamente entendía perfectamente  la matemática, la regla del 3 para trabajar bien las proporciones  que existen  en la arquitectura gráfica de cualquier  impreso.

Otro aporte de Manuzio es el invento de la letra cursiva, el cuál permitía introducir más texto por línea, cabe mencionar que este estilo de letra lo usaba para el formato de libros de bolsillo que justamente él inventó. A través de este tipo de letra como es la cursiva se podía apreciar con claridad el texto y diferenciar los espacios en blanco para que de esta manera no resulte tan cargado y sea agradable a la vista; Manuzio era un amante del arte y la belleza, por eso la preocupación porque sus diseños se vean bien estéticamente.

En sus diseños de libros también destaca la disposición que hacía del texto en el espacio, todo está claramente ordenado, la linealidad de los párrafos, la composición. Como podemos ver Manuzio destacó por la calidad de la impresión, hace juegos en la diagramación que termina siendo parte de un diseño. Todo tiene un por qué, está planeado, él no hacía los cosas por hacer, antes de empezar a hacer sus diseños ya se tenía planeado qué hacer, el concepto.

Aquí podemos ver un claro ejemplo de una de las páginas de los tantos libros de Manuzio, podemos apreciar cómo jugaba con el texto y cómo todo estaba proporcionado.

Podemos ver claramente que Aldo Manuzio es un gran referente del diseño gráfico, las formas que él utilizó son los conceptos que el día de hoy son básicos y elementales para realizar cualquier arte; sobre todo en la rama del diseño editorial donde destacó Manuzio y hoy en día su criterio de diseño sirve de mucha ayuda.

En donde la letra utilizada pretende vender un concepto pero de manera creativa, a través de diseños que capturen el interés visual como lo hizo Manuzio, que tuvo un buen gusto en sus artes y supo utilizar correctamente esos conceptos a la hora de diseñar.