domingo, 10 de febrero de 2013

Hombre Lobo


2013-02-10 | Sinaloa.- Julia Pastrana (n. 1834 - 25 de marzo de 1860) fue una mujer mexicana nacida en algún lugar de la sierra de Sinaloa con hipertricosis terminalis que se autoexhibía durante el s. XIX en Europa. De origen indio nació en el seno de una tribu de nativos americanos llamados “Root Digger”, Indios “buscadores de raíces”, que vivían en la zona occidental de México. Tenía hipertricosis terminal o “síndrome del hombre lobo", es decir, su rostro y su cuerpo estaban cubiertos totalmente de pelo negro y lacio.
Sus orejas y la nariz in usualmente grandes y sus dientes eran irregulares. Charles Darwin se refirió a ella en los siguientes términos:
«Julia Pastrana, una bailarina española, era una extraordinariamente fina mujer, pero tenía una gruesa barba y frente velluda. Fue fotografiada y su piel puesta en exhibición. Pero lo que nos concierne es que tenía en ambas quijadas, superior e inferior, una irregular doble hilera de dientes. Una hilera colocada dentro de la otra, de lo cual el doctor Purland tomó una muestra. Debido al exceso de dientes su boca se proyectaba y su cara tenía la apariencia de la de un gorila.»
Sus mandíbulas han sido estudiadas por el Real Colegio de Cirujanos de Londres.


Los panfletos que la anunciaban contaban su historia, decían que una mujer india llamada Espinosa se separó de su tribu en 1830, todo el mundo pensó que murió ahogada, pero años después fue encontrada por unos vaqueros. Espinosa alego haber sido capturada y encerrada en una cueva por un grupo de indios hostiles, en una zona llena de osos y mandríles, pero este hecho nunca quedo demostrado. Espinosa iba acompañada de una niña de 2 años, de la cual afirmaba no ser su madre, aunque daba muestras de quererla mucho. Posteriormente esta mujer se caso y bautizó a la niña como Julia Pastrana. Espinosa acabó muriendo y Julia se fue a vivir a una población cercana. Acabó incorporándose a la familia del gobernador del Estado Federal mexicano de Sinaloa, Pedro Sánchez. Trabajo allí de sirvienta durante años hasta que en Abril de 1854 decidió volver a su tierra natal.

En el camino hacia tierra natal fue donde conoció al norteamericano M.Rates, quien en seguida vio el negocio y ese mismo año Julia marchaba a EEUU. Su primera aparición como fenómeno de circo tuvo lugar en 1854, en el Gothic Hall de Nueva York. Pronto marchó a Cleveland con un nuevo “manager”, por no decir amo, el señor Beach. El Doctor S. Brainer, que allí la conoció, la llamo una “especia distinta”. Allí asistió a grandes bailes y galas militares, se dice que los soldados hacían cola para bailar con ella. Después viajó a Londres, en este momento su "manager" era Theodor Lent. Antes de llegar allí ya fue anunciada por los periódicos como “La indescriptible”("The Nondescript"). La imagen que daban de ella era la de una mujer feliz, contenta con su situación que, decían, le gustaba, viajar, guisar y coser. En sus espectáculos además de mostrar su rareza, Julia bailaba y cantaba en español y en inglés.

En 1857, después de Londres, Theodor Lent había apalabrado más espectáculos en Alemania, pero allí se encontró con problemas ya que las autoridades no aprobaban el espectaculo. Theodor presento a Julia como actriz de teatro.6 En Leipzig Julia portagonizó una obra de teatro de enredo escrita especialmente para ella, llamada "Der curierte Meyer": trataba de un hombre que se enamoraba de una dama la cual siempre llevaba un velo, cuando el pretendiente no estaba en escena Julia se destapaba la cara mostrándosela al público para hacerle reír, finalmente muestra la cara a su enamorado y este pierde todo el interés. La policía alemana puso espías en la sala por que no se fiaban de lo que Theodor les decía, la obra fue cancelada y el teatro clausurado después de tan solo dos representaciones sobre la base de que era una obra inmoral y obscena.

Por esta época recibió muchas proposiciones de matrimonio, pero en una entrevista realizada por una publicación alemana (Gartenlaube) le preguntaron porque había denegado todas aquellas proposiciones, y ella alego que ninguno de los pretendientes era lo suficientemente rico. Se dice que esta idea era originaria de Theodor, el cual deseaba casarla con un hombre rico y esta era su forma de atraer a alguno. Julia había acumulado tanto dinero, y finalmente fue Theodor el que le pidió el matrimonio en 1857.

Se casaron y siguieron la gira por Austria. En Viena Theodor le obligó a pasar exámenes fisiológicos bastante exhaustivos y le prohibió salir a la calle durante el día. En 1859 quedó embarazada. En Moscú, durante una gira en 1860, Pastrana dio a luz a un bebé con «características similares a las suyas». El bebé falleció a las 35 horas de nacer y Pastrana murió por complicaciones posparto cinco días después.

Lent no abandonó la gira, y contactó con el profesor Sukolov de la Universidad de Moscú al que finalmente le vendió los cadaveres de su esposa e hijo. Sukolov decidió momificar ambos cuerpos y los puso expuso en el Instituto Anatómico de la Universidad de Moscú. Como atrajeron tantas visitas Lent decidió reclamar aquellas momias, así se inicio un proceso judicial que acabo ganado al presentar su certificado de matrimonio con Julia. Primero intentó poner las momias en funcionamiento en el mundo del espectáculo ruso pero le denegaron el derecho alegando que aquello no tenía nada que ver con fines científicos. Así que en 1862, solo dos años después de que Julia muriese, decidió volver a Inglaterra donde no le ponían ninguna restricción a su espectáculo. Pronto la fama se desinfló y alquilo las momias a un museo itinerante de curiosidades.

Por esa época Lent conoció a una mujer con características similares a Pastrana, se casó con ella y la llamo Zenora Pastrana, presentándola al mundo como "La Hermana de Julia Pastrana". De nuevo consiguió las momias que seguían alquiladas al dueño del museo itinerante y los cuatro (Theodor, Zenora, y los cuerpos de Julia e hijo) iniciaron un tour. Finalmente Zenora y Theodor se instalaron en St. Petersburgo en 1880 en ese momento Theodor comienza a padecer una enfermedad mental, que le acabo postergando a un sanatorio.

Zenora se traslada a Munich en 1888 y allí reclama la propiedad de las momias, las consigue y en 1889 de nuevo se exhiben los tres Pastrana en una exposición antropológica llevada por J.B. Gassner. Al final fue él elque se quedó con las momias y las acabó vendiendo en 1895 al mejor postor en una gran convención circense de Viena. Zenora se retiró y se volvió a casar con otro hombre.

Las momias desaparecieron de la vista del público. Aparecieron en Noruega en 1921 como propiedad de Mr. Lunds, que las incorporó a su "camara de los horrores". Durante la ocupación alemana en 1943 se ordeno que dicha colección se destruyese, pero el Mr. Lund consiguió persuadir a las autoridades alemanas de que la "Apewoman" (mujer mono) irían bien para las arcas del III Reich. Julia y su hijo se exhibieron por los territorios ocupados alemanes.

Las momias estuvieron en exhibición hasta 1970, cuando hubo una protesta durante una visita de los EE. UU. y se retiraron de la vista al público. Unos vándalos irrumpieron en las instalaciones de almacenamiento en agosto de 1976 y mutilaron la momia del bebé. Los restos fueron consumidos por ratones. La momia de Julia fue robada en 1979, pero almacenada en el Instituto Forense de Oslo después de que el cuerpo fuera reportado a la policía, pero no identificado. Se identificó en 1990 y está en un féretro sellado en el Departamento de Anatomía de la Universidad de Oslo desde 1997.

En 1994, el Senado de Noruega recomendó que se inhumaran los restos de esta mujer, pero el Ministerio de Ciencias decidió conservarlo para que en el futuro los científicos pudieran estudiarlos. Sin embargo, para tener acceso a sus restos se debe obtener un permiso especial que sólo se otorga a quien demuestra verdaderos intereses científicos.

En abril de 2012, la universidad noruega se comprometió a devolver el cuerpo de Julia a México.

El 7 de Febrero de 2013, finalmente, sus restos fueron entregados a autoridades Mexicanas.