viernes, 1 de noviembre de 2013

Linchamiento Mediatico

Se disfrazó de víctima de maratonista de Bostón y recibió insultos

2013-11-01 | Su decisión no pudo ser más desafortunada. Apenas 6 meses después del terrible atentado en el maratón de Boston en el que murieron 3 personas y casi 300 terminaron heridas,
una mujer tomó la decisión de disfrazarse como víctima de esa carrera. No pudo ser más desafortunada la decisión, ni tan provocadora y estúpida decisión a juicio de los internautas quienes promovieron un linchamiento mediático.

La infortunada mujer se colocó un dorsal, ropa de correr y se pintó sangre por el cuerpo, el atuendo completo, se fotografió y subió la foto a las redes sociales y así comenzó su infierno, ya que los usuarios no le perdonaron esta broma macabra y de tan mal gusto y sus empleadores tampoco que provocó su despido inmediato.

Alicia Ann Lynch de 22 años y natural de Michigan comenzó a recibir insultos y amenazas a través de Twitter, Instagram y Facebook, que fueron subiendo de tono después de que la gente encontrara una foto de su carnet de conducir que ella había posteado hace meses. En ella se veían claramente sus datos personales, que fueron utilizados por los acosadores para convertir su vida en una tortura.

Recibió amenazas de muerte y empezaron a circular fotos de ella desnuda (que ella misma subió a su perfil de Tumblr hace unos meses). Su familia tampoco se libró de esta persecución, ya que los enfadados usuarios se enteraron de sus empleos y direcciones y se dedicaron a realizar llamadas amenazantes.

Llegó hasta tal punto el acoso que la joven tuvo que eliminar todos sus perfiles en redes sociales, incapaz de parar la avalancha de comentarios atacándola. Incluso una de las verdaderas víctimas de la carrera, Sidney Corcoran, mostró su disgusto con Lynch, ya que su madre había perdido ambas piernas en el maratón.

El escándalo fue tan sonado que Lynch ha perdido su trabajo, despedida por llevar ese disfraz, aunque la joven no quiso especificar de qué empleo se trataba. A pesar de todo, en declaraciones a BuzzFeed se mostró animada, ya que piensa que puede ser una buena oportunidad para empezar algo nuevo, no preocupándose de que futuros empleadores la busquen en Google.

Dos hombres disfrazados como Zimmerman y Martin en Florida (Facebook)
Unas horas después su cuenta de Twitter fue reabierta y aparecieron en ella varios tuits en los que se disculpaba por el disfraz y pedía que acabaran las amenazas a su familia, ya que ellos “no hicieron nada mal”.

Sin embargo, Lynch confirmó que ella no había publicado esos comentarios en su cuenta de Twitter, tras contactar con BuzzFeed para mostrar su profundo arrepentimiento por su disfraz.

“Me había disculpado unas pocas horas después de la publicación e hicieron oídos sordos de ella, por lo que borré mis redes sociales. Parece que alguien está intentando cuidarme y ayudarme a hacer mejor las cosas, algo que aprecio mucho”, manifestó la joven.

Pero el disfraz de Lynch no ha sido el único que ha levantado polémica en Halloween, ya que dos hombres de Florida decidieron vestirse como George Zimmerman y Trayvon Martin, rememorando el caso en el que el primero, un vigilante de seguridad de un vecindario, disparó hasta la muerte al segundo, un adolescente de raza negra que simplemente volvía a casa tras comprar un refresco.

La polémica foto también ha indignado a los usuarios, aunque en ningún caso ha tenido una reacción tan furibunda como la de Lynch, que poco a poco intenta recuperar su vida tras pasar un Halloween de auténtica pesadilla.