viernes, 28 de agosto de 2015

Selfies

Selfie le puede costar la mano


2015 0828 | Las selfies se han vuelto un peligro para muchas personas, quienes se vuelven osados con la finalidad de captar una imagen. Tal es el caso de un hombre que decidió fotografiarse con una serpiente de cascabel.

El hombre de 36 años se recupera de la mordida del animal tras su atrevida acción y luego varios días de permanecer hospitalizado aún sigue recuperándose del susto.

La cadena local KTAL5 del sur de California, Estados Unidos, contó el caso de que "casi le cuesta la mano" a Alex Gómez.


La madre de Alex mostró al canal las fotografías que su hijo captó. En las imágenes se le ve sujetando a la serpiente con las manos e incluso que se la colocó alrededor del cuello, esto momentos antes de que le mordiese al tratar de sacarse la fotografía.

Gómez podría perder la mano ya que la zona donde fue mordido por el reptil está muy afectada por la substancia inyectada por la serpiente, ya que mata las células.

La serpiente
Las serpientes de cascabel (Crotalus) son un género de la subfamilia de las víboras de foseta dentro de la familia de los vipéridos.2 Son serpientes venenosas y endémicas del continente americano, desde el sudeste de Canadá al norte de Argentina. Todas las especies menos una, C. catalinensis, son fácilmente reconocibles por el característico cascabel en la punta de la cola. No hay que confundir este género con la más pequeña especie del género Sistrurus, que también tienen un cascabel, pero no tan desarrollado. Se han reconocido 29 especies de serpientes de cascabel.

La serpiente de cascabel es reconocida como la serpiente más venenosa de Norteamérica. Algunas especies pueden alcanzar hasta 2,5 metros de largo, y los 4 kg de peso.[cita requerida] Según la especie exacta, tienen un cuerpo delgado y compacto. Su cabeza es más bien plana y se distingue claramente del cuello. El centro del cuerpo está rodeado de escamas que están colocadas en 21 - 29 filas.

El color de fondo de esta familia va de amarillento a verdoso, rojizo a pardo e incluso negro. Una fila de manchas oscuras de forma romboédrica pasa por la espalda y los laterales.


Estudiante de medicina posa para una selfie junto a mujer agonizando
2015 0808 | Una estudiante de la Facultad de Medicina de la Universidad del Valle de México en Reynosa, Tamaulipas, se tomó una selfie al lado de una persona que agoniza.


María José González es el nombre de la alumna que se tomó la imagen en la que aparece una mujer recostada en una cama de hospital, aparentemente en estado delicado.

En la imagen se ve contenta a la estudiante María José González, que sonríe a la cámara y hace una V de la victoria y sobre su hombro luce lo que parece ser un estetoscopio.

Detrás de ella, contrasta la imagen de una paciente que lleva la vestimenta tradicional de los hospitales. Es una mujer ya mayor, completamente ausente.


En el texto que acompaña a la fotografía de María José González se lee: “Fui a hacer una guardia y una señora estaba agonizando (emoticón) y pues selfieeee”



La polémica imagen le generó muchas críticas a la joven por captar a la mujer enferma, incluso le costaron duras ofensas por parte de los internautas.

En su perfil de Facebook, María José González explicó que la imagen fue tomada hace tiempo y que nunca fue tomada a manera de burla, sino que por el contrario pidió la autorización de la paciente.

“Esa foto está mal entendida, hace tiempo yo hice una guardia y una señora que estaba muy enfermita me tuvo mucha confianza de platicarme ciertas situaciones de su vida y como era el primer día de mi practica yo quise tener obviamente un recuerdo, tome varias fotos y le pedí permiso”, asegura la estudiante.

En la polémica imagen, María José aparece sonriente al lado de una persona que se encuentra en cama.



Selfies un problema psicológico


2015 0605 | Cada vez más se populariza entre usuarios de redes sociales la necesidad de captar cada momento y compartirlo a todos sus contactos.

Lo que comenzó con un bello paisaje, un momento feliz o un acontecimiento poco común, ahora se ha vuelto en la captación de cualquier circunstancia en la que se encuentre el usuario, hasta el punto de necesitar tomarse una foto para comprobar que estuvo en cierto sitio, ya que de no hacerlo es como si no hubiera ido. Este tipo de fotos es lo que ahora conocemos como selfies.


En algunos selfies a veces se observan comportamientos y formas de vida que pueden llevar a problemas de autoestima, e incluso mentales.

Como se menciona en el portal ABC.es, este fenómeno llevó a investigadores a tratar de descubrir por qué ciertas personas no pueden evitar el tomarse selfies cada momento del día.

Un estudio publicado por la Universidad de Brunel en Londres (Inglaterra), menciona que los usuarios más obsesionados con compartir en redes sociales imágenes de ellos mismos en múltiples situaciones pueden llegar a presentar problemas psicológicos.

Por medio de la recopilación de opiniones y análisis de 555 perfiles de usuarios en Facebook, se concluyó que las personas que continuamente publican selfies tienden a estar impulsadas por el narcisismo, un “problema psicológico”, según los psicólogos.

Asimismo, destaca que las parejas que normalmente se muestran más felices de forma continua, al publicar constantemente en las redes lo mucho que se aman, pueden realmente estar pasando por un mal momento, ya que este comportamiento sería un indicador de que tienen una baja autoestima.
En ese sentido, se descubrió que los usuarios que suelen compartir en Facebook muchas imágenes de ellos practicando deporte, ya sea al aire libre o en el gimnasio, son los que más “me gusta” reciben, por lo que esta situación provoca que continúen intentando conseguir la atención que desean a través de los selfies.

De la misma forma, quienes se toman las fotos y las publican inmediatamente suelen ser impulsivos y muestran un comportamiento psicópata. Por su parte, los que sacan un selfie y lo editan antes de publicarlo tienden, por lo general, a actitudes narcisistas que miden cuánto priorizan su propia apariencia.

Mayor información
Una autofoto o selfi —también conocida con las voces inglesas selfie o selfy— es un autorretrato realizado con una cámara fotográfica, típicamente una cámara digital o teléfono móvil.1 Se trata de una práctica muy asociada a las redes sociales, ya que es común subir este tipo de autorretratos a dichas plataformas.

Etimología
Una autofoto es un autorretrato hecho con una cámara fotográfica. Sin embargo, no tuvo ninguna denominación concreta hasta principios del siglo xxi, cuando el término se popularizó.

El primer uso conocido de la voz inglesa «selfie» se produjo el 13 de septiembre de 2002 en ABC on line, un foro de Internet propiedad de la televisión pública australiana.

Los diccionarios Oxford eligieron la palabra selfie como la ‘palabra en inglés del año en 2013’.

La palabra «autofoto» es una alternativa adecuada en español al término inglés «selfie», formado por el prefijo auto- y el sustantivo foto como forma abreviada y coloquial de «fotografía». Es de género femenino, como «fotografía» (una autofoto), su plural es «autofotos» y no es preciso destacarla con comillas ni cursivas. Si se prefiere emplear el anglicismo «selfie», lo adecuado es destacarlo en cursiva o, si no se dispone de este tipo de letra, entre comillas. También es válida la alternativa «autorretrato», que ya figura en el DRAE.

También es válido la adaptación «selfi», de plural «selfis», ambigua en género —el selfi o la selfi indistintamente—, y que como se trata de un neologismo en español no necesita resalte en cursiva.
Historia
Robert Cornelius, un pionero estadounidense de la fotografía, realizó un daguerrotipo de sí mismo en 1839, que además de ser el primer autorretrato fotográfico es uno de los primeros retratos fotográficos de personas. Puesto que el proceso de captura de una fotografía de estas características requería un tiempo de exposición muy grande, tuvo tiempo de sobra para destapar el objetivo de la cámara, tomar la fotografía durante un minuto o más, y volver a tapar la cámara. En la vuelta escribió: "The first light Picture ever taken. 1839." («La primer fotografía lumínica jamás tomada. 1839.»).
La aparición de la cámara de cajón portátil Kodak Brownie en 1900 hizo del autorretrato fotográfico una práctica extendida. Se solían realizar con la ayuda de un espejo y de un objeto o trípode donde estabilizar la cámara, en la que se encuadraba la imagen con ayuda de un visor situado en la parte superior del aparato. A la edad de 13 años, en 1914, Anastasia Nikoláyevna de Rusia se convirtió en la primera adolescente en realizar un autorretrato fotográfico, que hizo con la ayuda de un espejo. En la carta que acompañaba a la fotografía explicaba: «Hice esta fotografía yo misma mirándome al espejo. Fue muy difícil ya que mis manos estaban temblando».

Popularidad
Aunque el uso de la autofoto no es reciente, el término como tal no se popularizó hasta los primeros años del siglo xxi. Ya en los primeros 2000, antes de que la red social Facebook se volviese la red social por antonomasia, los autorretratos fotográficos se hicieron muy populares en Myspace. No obstante, la escritora Kate Losse cuenta que entre 2006 y 2009 las "MySpace pic" —típicamente imágenes de mala calidad hechas en el cuarto de baño— se calificaban como imágenes de mal gusto en los primeros usuarios de Facebook, ya que en esta red social los retratos solían ser más sofisticados y, generalmente, hechos por terceras personas. Para 2009, en el servicio de alojamiento multimedia Flickr se usaba el término «selfie» para describir los álbumes de autorretratos fotográficos que publicaban las adolescentes. Según describe Losse, las mejoras en las cámaras frontales de los dispositivos móviles como el iPhone 4 (2010) que se copiaron de los celulares coreanos y japoneses, así como diversos servicios como Instagram, supusieron el resurgimiento definitivo de las autofotos en el 2010.9 Si bien en un principio se hicieron populares entre los jóvenes, las autofotos se han vuelto una técnica cada vez más popular.

De esta forma, no es difícil encontrar autofotos muy variadas, como de famosos, animales, astronautas, sondas y vehículos espaciales.

La autofoto de una macaco negro crestado fue objeto de una disputa entre la Fundación Wikimedia y el fotógrafo que reclama derechos de autor.

Autofotos de celebridades:

Muchos famosos —especialmente símbolos sexuales— han publicado autofotos para sus seguidores en las redes sociales, y algunas son provocativas o de alguna manera interesantes en la cobertura de la prensa regular. Algunos analistas, como Emma Barnett de The Telegraph, han argumentado que las reveladoras autofotos de actrices famosas (y también autofotos de personas ajenas a la farándula) podrían potenciar otras personas a imitarles pero perjudicando a las mujeres en general, ya que promueven la imagen de la mujer como un objeto sexual. Por otra parte, el actor James Franco escribió un artículo de opinión para The New York Times defendiendo el uso frecuente de autofotos en su página de Instagram. Franco defiende las autofotos indicando que no deben considerarse como un acto egocéntrico, sino un momento periodístico, ya que cultiva una "cultura visual, (porque) la autofoto rápida y sencillamente muestra, no dice cómo te sientes, dónde te encuentras, qué es lo que estás haciendo", al igual que la imagen de un fotoperiodista.
El 12 de marzo de 2014, una autofoto grupal dirigida por Ellen DeGeneres durante la transmisión televisada de la 86ª ceremonia de los Premios Óscar se convirtió en la imagen más retuiteada de la historia. DeGeneres dijo que buscaba homenajear el récord de 18 nominaciones a los Óscar de Meryl Streep al establecer un nuevo récord junto a ella, e invitó a otras doce celebridades presentes a unírsele, entre ellos Meryl Streep, Julia Roberts, Channing Tatum, Bradley Cooper, Kevin Spacey, Angelina Jolie, Brad Pitt, Lupita Nyong'o, Jared Leto y Jennifer Lawrence. La fotografía resultante rompió el récord anterior dentro de sus primeros cuarenta minutos y fue retuiteada (compartida a través de la platafoma de Twitter) más de 1.8 millones de veces en la primera hora. Al final de la ceremonia había sido retuiteada más de 2 millones de veces, menos de 24 horas más tarde había sido retuiteada más de 2.8 millones de veces. Hasta el 16 de octubre de 2014 se ha retuiteado 3 381 051 de veces. Batió el récord anterior, de 778 801, que tuvo lugar cuando Barack Obama ganó en las elecciones presidenciales de 2012.