domingo, 18 de octubre de 2015

Recomiendan en Alemania no publicar fotos de menores

En Alemania, la policía lanzó un exhorto a los padres de familia: No publiquen las fotos de sus hijos en redes sociales, en donde todos las puedan ver.

“Tal vez ustedes creen ahora que las fotos son simpáticas, pero para el niño serán una fuente interminable de vergüenza más adelante”, expresó la policía de Hagen.

Además, el riesgo es que las imágenes pueden ser vistas por pedófilos y que los niños tienen derecho a la intimidad.

La publicación fue realizada el pasado martes, sumando millones de personas alcanzadas, además de que ha sido compartida más de cien mil veces.

Por su parte, el vocero Tino Schafer dijo el miércoles los padres, en caso de que insistan en compartir imágenes, deberían ajustar los comandos de privacidad para impedir que las fotos sean vistas por extraños.

La Asociación de Internautas, una agrupación independiente de usuarios de Internet cuyos objetivos son la defensa, información y educación de los usuarios y consumidores de las comunicaciones recomienda:

Respeta la intimidad del menor. Debes tener presente que quizá ellos no quieran (ahora o en el futuro) que otros vean esos momentos que para ti pueden ser divertidos.

No publiques nunca fotos de los niños desnudos. En ninguna circunstancia: ni en la playa, ni en la piscina ni dentro de casa. Aunque para ti sean momentos muy tiernos, esas imágenes pueden caer en redes de intercambio de pornografía infantil.

No compartas diariamente. Cada vez que vayas a publicar una foto de tus hijos, hazte esta pregunta: ¿De verdad esto resulta de interés para la mayoría de mis contactos? De esta forma, seguro que limitas de forma notable las imágenes que subes a internet.

Utiliza el email. Si lo que quieres es compartir fotos con amigos y familiares, te aconsejamos lo hagas a través del correo electrónico y evitar su publicación en las redes sociales.

Limita la difusión. Ajusta la privacidad de los perfiles en los que vas a compartir esas fotos, ya sea en las redes sociales o en programas de mensajería instantánea como WhatsApp.

No ofrezcas más detalles. Nunca acompañes las imágenes con datos concretos del lugar o la hora en que se han tomado. De igual forma, evita que las fotos lleven la dirección de tu casa, escuela o placas de tu vehículo

No etiquetes. En las fotos, no etiquetes a los menores con sus nombres y apellidos. Así evitarás que sean indexadas en los buscadores y que cualquiera pueda asociar las caras de los niños con su identidad real.

Pide permiso. Si vas a compartir imágenes en las que el menor sale con otros amigos, siempre debes preguntar a los padres de esos niños si están de acuerdo en subir esas fotos a la red.