lunes, 7 de noviembre de 2016

¿Duermes con mascotas?

Si bien es cierto que las mascotas son pilares principales en las familias, debido a su fidelidad y compañía, debemos reconocer que aunque se les den un trato de hijos, hermanos, mejores amigos, etc. no hay que olvidar que son animales y se debe tener camas separadas.

Hoy en dia, hay estudios que han comprobado que los animales son buenos para detectar enfermedades y aliviar los dolores, por ende, no es extraño verlos en los hospitales; no obstante, otros estudios aseguran que dormir con ellos es sinónimo de estar expuestos a enfermedades que pueden ser inclusos hasta mortales para los seres humanos.


De eso se trata este enlace, hablaremos de las razones por las cuales no debes compartir tu sitio para dormir con ellos, ya que, por más que los quieras mucho y lo veas como parte de la familia, sigue siendo un riesgo.

Dormir Con Animales Puede Generar Muchas Enfermedades

Según un estudio realizado en Estados Unidos el 62% de las personas con gatos y el 56% que tienen perro, duermen diariamente con ellos; por otra parte, según un dato revelado por la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid en España hay un aproximado de 4,3 millones de perros y 3 millones de gatos, de los cuales 30% no están desparasitados, por lo que pueden contagiar con ciertas enfermedades a los seres humanos.

En el mismo informe español, se reflejó que más del 50% de los dueños las mascotas desconoce que sus compañeros peludos  puedan causar enfermedades, y un 23% no sabe lo que es un parásito intestinal, que es uno de los principales microorganismos que pueden transmitir las mascotas.

Como recomendación para evitar el contagio de ciertas enfermedades es estar atentos con la higiene de la mascota para que no tengan pulgas y garrapatas o restos de excrementos después del paseo, además el peludo debe tener al día sus vacunas.

Otras razones por las que no deben dormir en el dormitorio son:

Sobrepasan los límites: debes tener en cuenta que tú eres el que da las órdenes y él debe respetar tu espacio, si lo dejas dormir en la cama le das a entender que él es igual que tú.

En tu ausencia dormirá en la cama: no es de extrañar que si te vas y le dejas el cuarto abierto es probable que a tu regreso un terremoto invada tu cama. Evita el caos dándole límites de espacio.

Evita el pelo: si tienes un perro con características muy peludas es probable que toda tu manta hasta el colchón puedan llenarse de pelos, lo que ocasionará que puedan venir las alergias y problemas respiratorios.

Sabemos que puede ser tu mejor amigo, pero es preferible que cada uno tenga su cama.






PUBLICIDAD:

Alejandro Jalil García Monreal - Promotor inmobiliario www.alejandrojalilgarciamonreal.com