jueves, 7 de septiembre de 2017

Insolito

Chahat Kumar tiene 8 meses de vida pero pesa 17 kilos y sus padres dicen que nunca satisface su hambre.  La pequeña nació sin problemas de sobrepeso pero empezó a engordar desde los cuatro meses de vida; además los padres aunque temen por su salud no le reducen su alimentación.

Por lo pronto, los médicos no saben a qué se  debe el aumento de peso, ya que no pueden realizarle pruebas por la piel tan sensible que tiene.


“No come como una niña normal”, afirma Reena Kumar, madre de la pequeña. “Come como una niña de diez años”, dijo la familia, que niega ser responsable del peso de Chahar. “Es Dios quien le dio esta condición, no es nuestra culpa”, afirman.

El médico que atienda a la pequeña les aconsejó a sus padres que visiten a un especialista para tratar el caso, pero los problemas económicos hacen que eso sea inviable.

PUBLICIDAD:

Alejandro Jalil García Monreal - Promotor inmobiliario www.alejandrojalilgarciamonreal.com